sábado, 21 de marzo de 2015

Celeste internacional



                            a la memoria de Luis Guido Tomasi

En el año 1928 bajo la presidencia de Juan A. Muller y Alfonso Bastín, se realizó un partido de fútbol internacional, que alcanzó trascendental importancia no solo en nuestra zona, sino en todo el ambiente futbolístico. Temperley enfrentó a Wanderers Football Club, de Montevideo. El partido se jugó el 19 de febrero y las fiestas de carnaval, muy concurridas, no hicieron mella en la voluntad de los simpatizantes a presenciarlo. Se jugó en la actual cancha del Club Temperley que por ese entonces solo contaba con el contorno que bordeaba el campo de juego como únicas instalaciones para el acceso al público, además de la casilla-vestuario situada en donde hoy se levanta el palco central de la platea. Delante de esta sencilla construcción había unos escalones que oficiaban de tribuna. 

 Una escena del partido en la que se puede divisar
la construcción aludida y las banderas argentina y uruguaya.




El partido comenzó a las 16.55 y el juez fue Consolato Nay Foino.



Temperley : C.López (cap.); M.Ugarte y H.Durruty; F.Risso, E.Sosa y A.Papa; P.Fernández, Remo Lucarelli, Fausto Lucarelli, L.Ravello y L.J.Sala.

Wanderers : F.Battignani; E.Loureiro y D.Tejera (cap.); A.Godoy, H.Tomassin y J.C.Labrada; M.Ferradas, N.Casanello, R.Borjas, N.Conti y R.Figueroa.

Goles : 23’ y 40’ Ravello (T). 71’ Conti (W). 76’ Borjas (W).

Juez : Consolato Nay Foino.             
Entrada 50 centavos; tribuna oficial 1 peso

 El equipo de Temperley


Wanderers de Montevideo


Correspondió iniciar las acciones a Remo Lucarelli y los jugadores de Temperley prevalecieron en el primer cuarto de hora. Los celestes acentuaron el dominio y luego de un rechazo de Durruty, entró en juego Sala; su veloz despliegue terminó en un pase a Remo Lucarelli, quien a su vez pasó el juego a la izquierda, molestado por Tomassin y Tejera, dando oportunidad a Ravelo de rematar y batir al arquero uruguayo. El equipo Montevideano logró equilibrar en parte el partido, pero a los 38’ Pedro Fernández inició un ataque que Tomassin cortó, fue entonces que Fausto Lucarelli entró en juego desviando la pelota hacia la izquierda; al notar la jugada Tejera corrió en procura de ella, pero Luis Ravelo llegó primero y desde unos 15 metros ejecutó un potente tiro que hizo llegar la pelota a la red por el ángulo izquierdo superior, pese al esfuerzo del arquero Battignani.




  El wing uruguayo Figueroa, quien sería
campeón olímpico unos meses más tarde.



Los orientales antepusieron su clásica garra e inclinaron el dominio del juego hacia el campo celeste, pero el arquero Crisanto López anuló uno a uno todos los intentos por vulnerar la valla. El primer tiempo finalizó con Temperley ganando por 2 a 0.

 Luis Ravelo convirtió los goles de Temperley




El comienzo del segundo tiempo fue un calco del primero, los de Temperley presionaron a los orientales, pero estos comenzaron a prevalecer en todo el terreno. Pese a ello, un despeje de Papa puso en juego a Remo Lucarelli y éste a Ravelo, quien eludió a Tejera. Al advertirlo el arquero oriental, se adelantó para anular la jugada, pero Ravelo elevó por su cabeza la pelota, cayendo sobre la red del arco, festejando el público tan hábil jugada. Promediando la etapa complementaria, los jugadores de Temperley denotaban cansancio y la presión uruguaya se hizo sentir. A los 25’ descontó Wanderers. Tomassin le dio un pase a Ferradas quien avanzó velozmente, gambeteando primero a Papa y luego a Sosa, cedió a Conti que con fuerte remate, rasante y esquinado, venció la resistencia de López. Poco tiempo después Tomassin habilitó a Figueroa y éste a Conti. Como no podía rematar efectuó un centro a media altura que Borjas desvió con un fuerte cabezazo, anidando la pelota en la red, por el lado derecho de López. Continuó el dominio del equipo oriental, pero la defensa de Temperley logró conjurar todos los intentos, llegando así al termino del partido con el resultado final de 2 a 2. 

Borjas, autor del empate uruguayo.


Aún continuaban los comentarios de los simpatizantes celestes por la brilante jornada pasada cuando se prestaban a vivir otra tarde deportiva.. Esta vez correspondió al combinado de la Zona Sur hacer las veces de anfitrión para recibir a Wanderers. El partido se jugó en la cancha de Racing Club y en el combinado se destacaba la participación de varios jugadores celestes.





El combinado formó con: Crisanto López (Temperley); Ravizza (Talleres) y Macagna (Nacional); Rizzo (Temperley), H.Bassadone (Arg. Banf.) y J.Lagomarsino (Banfield); Beloqui (Arg. Banf.), Zubizarreta (Talleres), Fausto Lucarelli (Temperley -ex Banfield), Perduca (Racing Club) y J.Bianchi (Banfield).



Los primeros movimientos tuvieron a los ágiles de Temperley como protagonistas y a los 3’ Ravelo se adelantó con la pelota y eludió a Tomassin, la cruzó hacia la izquierda donde la recibió El Gallo Perduca que, sin dilación, despidió un tiro potente y esquinado convirtiendo el tempranero gol.



La lucha fue con dominio del combinado, el equipo de Wanderers intentó equilibrar el partido, pero prevalecieron los locales. El ST no varió en cuanto a la disputa por la pelota, nuevamente al comienzo y también a los 3’ Zubizarreta, que había cambiado el puesto con Luis Ravelo, avanzó por el medio de la cancha y esquivando a varios rivales, cedió la pelota a Feliciano Perduca, quien desde unos quince metros disparó un fuerte remate cruzado que el arquero uruguayo Batignani no pudo detener. La victoria fue para el combinado por 2 a 0.





El Gallo Perduca

Feliciano Perduca, la figura: “de sangre bien celeste, ya de grande sus consejos fueron escuchados, al simple hecho de marcar la cancha con sus mojones y su blanca línea que nunca borraba, por más lluvia y pisoteo de jugadores y jueces de linea”.


Historia del Club Atlético Temperley. Marcelo Ventieri
Fotos : diario La Prensa y archivo personal del autor. 
Fuente : periódicos La Prensa, La Nación y Temperley en Imágenes