jueves, 21 de agosto de 2014

Colores primarios

Lisa o con franja horizontal u oblicua; con cuello y puños o a finas franjas verticales, la casaca de Temperley ha desfilado con diseños variados, pero casi siempre manteniendo el color que marca a fuego su destino. En esta oportunidad les propongo un breve recorrido por la indumentaria, que también escribió la historia del Club.
¡La sangre es Celeste! 
 
Los primeros colores

La camiseta inicial fue roja con bolsillo, cuello y puños verdes. Es la que utili una vez constituido como club y con la primera cancha, que se instaló en “Campo Huergo”, en las inmediaciones del actual Hospital Español, de Temperley.
La zona de “Campo Huergo” se desarrolló con el nombre “Barrio Parque Huergo”. Allí se estableció en 1908 una comunidad de inmigrantes italianos que acompañó al equipo de Centenario en los años iniciales de su vida dejando su impronta en la primera camiseta utilizada, roja y verde, colores que junto con el blanco forman la bandera italiana.
En 1917 se adquirió una bandera celeste con motivo de la inauguración de la cancha en Turdera y ésta pasó a ser la divisa oficial y definitiva del club; celeste, por el firmamento. Otra versión, menos verosímil, indica que el color celeste fue tomado de los tarros lecheros que se depositaban en la estación ferroviaria.

En 1921 la institución abrazó el nombre definitivo de Temperley. A los pocos años se comenzó a usar una casaca a líneas verticales muy finas azules y blancas, como alternativa, similar a la camiseta de Sportivo Barracas. A comienzos de los años 30 este diseño quedó limitado a las divisiones inferiores. 

Insólito : camiseta a rayas. La foto corresponde a 1925 y es el único documento
conocido en el que el primer equipo luce este modelo.

La gloriosa celeste
Pero el modelo más tradicional, conocido y aceptado de camiseta es, sin dudas, el celeste. De la casaca con cuello de camisa, ajustado con cordones, que lucía el equipo en los años 20, a la camiseta con vivos blancos y cuello en "V" de los primeros años de la era profesional. 

¡"Vamo' arriba la celeste!"
La tradicional, totalmente celeste, con cordones ajustando 
el cuello (mao o común) acompañado de pantalones negros. 
(foto: El Gráfico)

 
Así llegamos a la década del 40 con la clásica chomba celeste de tres botones, como en la foto siguiente, que corresponde a un poster de la revista "Boca" de 1945. 


Durante el transcurso de los años 50 este modelo brilló con exclusividad y al finalizar la década volvió el cuello redondo con o sin detalles en blanco. Estos modelos alternaban con una remera blanca y vivos celestes. El uso de una camiseta azul era menos frecuente. 


Celeste con cuello en "V"
Apareció a finales de los 30 y resurgió en los 80

 
Algunas rarezas
En 1930 Temperley lució una camiseta a franjas verticales rojas y blancas, similar a la utilizada por Estudiantes, Barracas Central y Talleres. Uno de esos partidos fue el que se jugó en la cancha de Independiente, el 14 de diciembre frente a All Boys, por la ronda final que definía el ascenso a Primera División A.


Temperley con camiseta a rayas rojas y blancas

Otro partido con camiseta rayada. Esta vez en 1966.


En un partido frente a Deportivo Morón, jugado en 1960, El Celeste salió a jugar el segundo tiempo con una camiseta de color verde.


En 1964 se jugaron varios partidos con una divisa 
similar a la de Gimnasia y Esgrima La Plata.



Un modelo atípico utilizado a mediados de los 60.
Blanca con una "V" celeste. 



La aurinegra


Entre 1969 y 1971 Temperley vistió una camiseta amarilla y negra, a rayas verticales, similar a la del club uruguayo Peñarol.
 
A mediados de los años 60 la monotonía de la tradicional casaca celeste fue interrumpida por dos líneas verticales blancas que corrían paralelas sobre el costado izquierdo del pecho.

  Modelo 66
 (Fuente: "Hasta mis cenizas serán celestes". Daniel Remolina)



A comienzos de la década del 70 irrumpió un modelo, color celeste con mangas largas blancas, muy bonito, que marcaba una clara diferencia con los modelos de otros equipos, más tradicionales.

Patti y Magalhaes con el modelo 1973/74  (gentileza Fernando Esteban)

 
Un modelo que el equipo lució en 1981
 

En 1974 la casaca blanca llegó con una franja celeste oblicua y un título de campeón bajo el brazo. En las últimas temporadas se volvió a lucir.

En su regreso a Primera División, en 1975, jugó algunos partidos con camiseta amarilla.


Con la franja oblicua y los colores invertidos
(foto: Opinión Celeste)


 Casaca azul alternativa con banda bicolor 
que el equipo lució en la penúltima temporada
(foto: Gambeta)

Homenaje a la primera camiseta en la actual temporada. (Página Oficial del CAT)

Sabido es que muchos simpatizantes celestes no ven con buenos ojos el uso del color rojo en la indumentaria de Temperley, argumentando que ese color identifica a nuestro vecino Los Andes. Transcribo un documento que pertenece al libro de Hugo Bento "Los Andes, mil historias, mil rayitas" y que echa por tierra tal afirmación :

"La primera camiseta que lucieron los jugadores de Los Andes no se parece en nada a la actual. Era de color celeste, con una amplia banda blanca horizontal. Se atribuye la idea de haber elegido este color a José Gogenola, uno de los protagonistas de aquellos primeros 'picados' contra Racing de Avellaneda." 

Significa que así como Temperley fue rojo y verde, en sus comienzos como Centenario Foot-ball Club, nuestro clásico rival nació celeste y blanco. ¡Ironía colorida de la historia!





Historia de Club Atlético Temperley. Marcelo Ventieri
Dibujo camiseta Centenario: Sergio Lodise 



sábado, 2 de agosto de 2014

Glorias de Racing, en Temperley


RACING CAMPEON 1916
Angel Betular (2do. de pie, desde la izq.), Armando Reyes (5to.
de pie) y Juan Perinetti (el último agachado).Jugaron en Temperley
 (foto : Sergio Lodise)

Un interesante hallazgo de hemeroteca realizado por Fernando Esteban da cuenta de que varios jugadores de Racing Club defendieron la casaca celeste, desde sus inicios como club federado en la segunda división, hasta el ascenso y su primera temporada en el círculo privilegiado de la Asociación Argentina de Foot-Ball en 1923. Angel Betular, Marcos Croce, Guillermo Cunningham, Enrique Machiavello, Juan Neluzco Perinetti, Natalio Perinetti y Armando Reyes son los nombres de glorias racinguistas, campeones con La Academia en el estupendo período 1911-1918.


El artículo de "La Mañana"


La nota del diario La Mañana da cuenta del concurso para Temperley de Natalio Perinetti durante la campaña de Intermedia de 1922, que culminó con el ascenso del Celeste a Primera División. Vale recordar que en esos tiempos el fútbol estaba dividido en la Asociación Argentina y la Amateurs. Era habitual que jugadores que pertenecían a un club -enrolado en una de las dos entidades rectoras- jugaran ocasionalmente para otro ubicado “en la vereda de en frente” y en distinta categoría. Perinetti había sido excluido de Racing debido a una dolencia pulmonar que lo alejó de las canchas durante un tiempo prolongado. Recuperado, se alistó en Temperley y el 22 de septiembre de 1922, la Mesa Directiva de la Asociación Argentina (AAF) lo habilitó. El Galgo Perinetti no jugó muchos partidos. Está documentada su presencia en la última fecha ante Nacional de Adrogué (un partido jugado en Turdera ante 5.000 personas según consignó el diario La Unión y que fue presenciado por el vicepresidente de la AAF Sr. Dos Reis); en un amistoso a beneficio del Hospital Gandulfo, en el que Temperley enfrentó a un combinado formado por jugadores de Adrogué y Argentino de Banfield, y en la semifinal ante el Club Urquiza disputada en la cancha de Boca Juniors.

            En el campeonato de 1923 (primera campaña de Temperley en el círculo superior) Natalio Perinetti apareció en el primer equipo en cinco ocasiones : ante All Boys (en la 1º fecha), frente a Boca Juniors (en la 6º fecha) y en tres partidos consecutivos ante Argentino de Quilmes, Sportivo Barracas y Palermo. En agosto de 1923 el torneo entró en receso por los partidos que debía disputar el combinado de la Asociación Argentina con el club italiano Genoa. Posteriormente, Natalio Perinetti no volvió a jugar para los celestes

Natalio Perinetti

Juan Neluzco Perinetti –el mayor de los dos hermanos- jugó en Temperley desde 1921 a 1924. En su primera temporada para el once celeste fue inhabilitado por el Consejo Directivo de la AAF ante una protesta de Sportivo Dock Sud por “inclusión indebida”. A pesar de los rumores que aseguraban su firma para Banfield, siguió defendiendo la casaca celeste y participó en el equipo que logró el ascenso en 1922. Durante los dos primeros años en la primera de la AAF, Lolo Perinetti jugó 46 partidos y convirtió 4 goles. En 1925 pasó a Talleres, club que militaba en la Intermedia de la Asociación Amateurs y conquistó el ascenso a Primera venciendo en la final a San Telmo por 1 a 0. Fue presidente del Club Talleres, la entidad ubicada en Remedios de Escalada.

Temperley subcampeón 1924
 Juan Neluzco Perinetti (el último agachado) y una 
incipiente calvicie a pesar de que en la foto tenía 32 años.


Enrique Machiavello -otro campeón racinguista- tuvo un debut desafortunado en Temperley, el 20 de mayo de 1920 enfrentando a Adrogué. Jugó tan mal que hasta el matutino Ultima Hora publicó un pedido de disculpas del jugador. Volvió a jugar para los celestes recién dos años después. En 1923 apenas jugó tres partidos. Su último encuentro fue en la victoria ante Argentino de Banfield por 2 a 1, el 27 de mayo de 1923. El arquero Marcos Croce jugó cinco partidos, también en 1923. Mientras que Armando Reyes y Angel Betular formaron parte de los equipos celestes en 1919 y 1920, Guillermo Cunningham fue protagonista de todo ese ciclo hasta el ascenso en 1922.

(foto:"Historia del fútbol amateur en la Argentina" Jorge Iwanczuk )






JUGADORES QUE PASARON POR RACING Y TEMPERLEY (en el profesionalimo)

Horacio Luis Agostinelli, Marcelo Alberto Aldape, Salvador Azerrad, Luis Alberto Barbieri, Osvaldo Tomás Canadell, Juan Carlos Carrera, Humberto Cataffo, Jorge Raúl Cragno, Mariano David Dalla Líbera, Fernando Donaires, Roberto Mario Espósito, Hugo Víctor Esquivel, Ricardo Fernández, Lucas Sebastián Ferreiro, Pedro Gallina, Juan Carlos García Sangenis, Raúl Humberto Grimoldi, Rubén Angel Guibaudo, Gabriel Nicolás Hauche, Hugo Omar Issa, Remo Lucarelli, Horacio Arturo Magalhaes, Horacio Ignacio Matuszyck, Juan Carlos Merlo, Ramán Roberto Noguera, Horacio Noseda, Manuel Benjamín Pereyra, Orlando Robustelli, Adalberto Rodríguez, Héctor Raúl Séptimo Rógora, Néstor Leonel Scotta y Hugo Alberto Villarruel.

 







Historia del Club Atlético Temperley. Marcelo Ventieri
colaboración : Fernando Esteban