jueves, 24 de enero de 2013

Rafael Saralegui

Hoy se cumplen seis años de la desaparición física de Rafael Saralegui, maestro de periodistas. Hincha de Temperley -socio vitalicio- y de La Academia. Fue un gran amigo y colaborador imprescindible en la "Historia del Club Atlético Temperley" que tuve el honor de editar. Un hombre muy querido y respetado en el ámbito de las redacciones y un amigo entrañable.

Así lo recordó La Nación, su casa

Me permito recordarlo con unas pocas palabras que escribí cuando me enteré de la triste noticia:



Querido Rafa
La primera vez que hablamos buscabas una foto de Roque Valsecchi con la celeste de Temperley, ese crack mezcla de Tarzán y galán de cine que te pateaba penales en la vereda de tu casa cuando eras pibe. Me hablaste de tu padre y entonces descubrí tu don de acortar las distancias con el remanso de tus palabras y esa voz grave e inequívoca de profesor justo y sabio. De esos que no se olvidan.
A tu corazón grande y generoso, motor de esa familia numerosa y entrañable, le quedaba lugar para La Academia y El Celeste. Pero Dios quiere saber de tu palabra autorizada acerca de jugadores desconocidos y de equipos olvidados; de antiguos mundiales sin vía satélite y de gladiadores con guantes de hule.
Voy a extrañar tus mensajes en el foro,
tus anécdotas, tus historias futboleras,
tus correcciones en el libro.
Extrañaré tu enojo si te llamaban maestro,
tus humoradas de compinche
tu humildad de los grandes.
Voy a evocarte cada vez que lea el prólogo que con tanto cariño escribiste,
mientras vos estarás atajandolé penales a Roque Valsecchi
en alguna vereda del cielo.
Rafa Viejo y Querido
Hasta siempre
MHV